Exposición del 1 al 31 de marzo


Leticia Calvo

Madrid, 1989. De los pocos gatos que todavía quedaban en esta ciudad. Empezó a estudiar Comunicación Audiovisual sin una vocación clara hasta que le regalaron su primera cámara con 19 años. Desde entonces, su vida dio un giro de 180 grados.

 

 

Empezó a interesarse por el fotoperiodismo, y estudió fotografía profesional en la escuela de imagen EFTI. Durante el año que duró el curso, entendió lo cotidiano como el epicentro de su fotografía, sin centrarse claramente en retrato, fotografía de producto o paisaje siempre que le transmitieran una emoción. 

 

 

En la colección ‘Todavía’ habla de lo efímero y lo desdibujado de las fronteras temporales, de un futuro poco consciente y un anhelo constante de un futuro más claro, siempre a partir de lo cotidiano. Fotografías atemporales que versan sobre un paso del tiempo incierto, a veces cíclico y otras inconexo, en el que buscamos respuestas del presente y del futuro en un pasado desenfocado.